El estilo étnico tiene muchos años y se caracteriza porque incorpora en su esencia elementos de la cultura oriental, africana y de algunas partes de Latinoamérica. En colores, predomina el negro y el blanco mezclados con los materiales más naturales que puedas imaginar, aunque también tiene como rasgo principal el uso del mimbre para decorar. Si tienes curiosidad por descubrir este estilo, hoy te damos 7 claves para que lo incorpores a tu hogar.

1. Inspiración en la cultura oriental

El estilo étnico tiene como punto de partida la mezcla de diferentes culturas. En este estilo decorativo veremos elementos procedentes del mundo oriental, de Latinoamérica, África y del mundo árabe. Piezas decorativas, como un mueble, una lámpara o una alfombra se funden en un ambiente único y personal. De hecho, una de las ventajas de este estilo es que acepta casi de todo, así que si eres un amante de los viajes, podrás incorporar esas piezas propias adquiridas en cada destino para crear un estilo étnico-ecléctico.

2. La belleza del mosaico

Si hay un material bonito y que encaje perfectamente con el estilo étnico en la cocina es el mosaico. Este tipo de revestimiento se remonta a la época romana y hoy en día está adaptado a la decoración del hogar. En una cocina de estilo étnico, optaríamos por un mosaico lleno de color o por uno en tonalidades terracota, que combinado con alfombras del mismo color y materiales de madera, nos ayudarían a crear un espacio muy éxotico en la cocina.

3. Blanco y negro: el tándem perfecto

Aunque hay variedad de colores cuando queremos decorar al estilo étnico, sin duda los grandes protagonistas son el blanco y el negro. Es tendencia en cualquier ambiente de la casa: living, dormitorio o baño. Lo harán en los textiles, en cuadros, en alfombras o paredes. No importa que sea invierno o primavera, estos dos colores tomarán protagonismo en un hogar étnico.

4. La riqueza de los materiales

La versatilidad del estilo étnico hace que sea muy fácil combinar colores y texturas de diferente procedencia. Desde los rojos, terracotas a los negros y blancos, pero también sin olvidar los animal print, estampados étnicos o geometría en sus artículos. Si nos fijamos bien, en una decoración étnica, incorporaríamos sin dudar la piedra, la madera, el bambú o el mimbre. No hay tejido o material que se resista en este estilo decorativo, consiguiendo así maravillosos contrastes.

5. Estilo étnico y minimalista

A veces el estilo étnico puede ser cargante si añadimos tantos elementos que la vista no sabe dónde poner foco, pero si queremos tener un rincón especial sin saturar, podemos elegir pequeños elementos que nos permitirán crear un espacio minimalista-étnico. Si lo que quieres es tener un recibidor de este estilo, escoge bien los elementos y lo tendrás listo: un puff, una alfombra y un perchero para colgar los abrigos serán suficientes.

6. El éxito de los estampados

Una de las claves de este estilo es elegir elementos estampados, con aire africano o procedencia oriental. Puede ser en objetos sencillos de decoración o en los propios textiles que dan cuerpo al living, pero una estancia decorada así no puede pasar desapercibida. Sofás y butacas tapizadas, alfombras de pelo natural, velas y cestas con motivos geométricos… un cóctel elegante y exótico para crear un ambiente muy especial en casa.

7. El mimbre, clave en el estilo étnico

El mimbre no es más que una fibra que procede de un tipo de palmeras y tiene su origen en África. A partir de él, se obtiene una cuerda que permite dar forma a cestas, lámparas, adornos, maceteros… y es muy utilizado para decorar muchos hogares. Se puede usar tanto en su color original como teñido en negro o café, perfectos para completar un rincón de estilo étnico.

 

(Visited 78 times, 1 visits today)