Nada más alegre y colorido que una colección de cactus y suculentas para decorar tu jardín o terraza. Aquí te dejo unos tips para cuidar de ellos durante todo el año:

– Luz. Los cactus y suculentas requieren de mucha luz, al menos de unas 6 horas al día. Hay que tener mucho cuidado en que no le llegue sol directo (o sol muy potente) a tus plantas, especialmente a las suculentas ya que podrían quemarse. Si ves que tus suculentas comienzan a ponerse rojas, es un signo de que se están quemando y si están muy pálidas, es que necesitan más luz. Otro signo de que tus plantas necesitan más luz es cuando ves que comienzan a crecer hacia donde llega la luz, significa que debes reubicarlas para que ellas no tengan que ir en busca de ella.

– Agua. Lo ideal es que permitas que se seque la tierra antes de volver a regar tus cactus o suculentas, dependiendo de la época, podría ser más seguido o con menor frecuencia, así que es recomendable que revises con frecuencia la humedad que tienen tus cactus y suculentas.

– Drenaje. El drenaje es muy importante, asegúrate de usar maceteros con drenaje (o hacerlos tú misma) y dejar que escurra bien el agua. Si usas un plato debajo del macetero de tus cactus o suculentas, asegúrate de escurrirlo también después de regar.

– Fertilizante. Los cactus duermen durante el invierno y crecen durante el verano, en cambio las suculentas duermen durante el verano y crecen en invierno. Es importante que apliques un fertilizante especial para cactus y suculentas de acuerdo a lo que se recomienda para cada variedad y cada época.

(Visited 47 times, 1 visits today)