Llega el otoño y con él, las conservas de todo lo que cosechamos a fines de verano.
Salsas de tomates, calabazas y pepinillos dill… Todo puede ser un lindo centro de mesa, si se acompaña con flores y se envasa en frascos bonitos.
Es una manera muy linda de ir con la temporada en que estamos.
Volver a las conservas es volver a alimentarse como se hacía antes…
Una mesa nostálgica, perfecta para congregar a una gran familia, un domingo de otoño.

(Visited 45 times, 1 visits today)