Este San Valentín, me propuse hacer algo sencillo y bonito y con cosas que tuviéramos en casa, así podría hacerlo con mi hijo de 4 años. Además le encantó dar una sorpresa a su papá.
Solo necesité unas cartulinas de colores, en este caso rosado y rojo. Unas cuerdas de algodón que tenía en casa (sirven de cualquier otro material), unos perritos minis, que también tenía (sirven normales también) y por último, imprimí unas postales en cartulina blanca con fotografías nuestras.
EL resultado fue muy bonito y disfrutamos un momento juntos que es lo más importante, además de la diversión de hacerlo con mi hijo.

Primero con una taladradora de papel en forma de corazón, hicimos corazoncitos, éstos iban a adornar la mesa esparcidos por el centro.
Después, recortamos corazones más grandes y los colgamos a una cuerda de algodón con los perritos minis.
Y por último, decoramos con fotos.
El resto fue poner la mesa en la terraza de forma sencilla para los tres.

El menú, el que más os guste!!
Resultado: Contentos!!!

(Visited 46 times, 1 visits today)