Cuando uno compra plantas siempre piensa en cambiar el macetero plástico en el que vienen, pero la verdad es que uno rara vez lo hace. Por eso hay varias técnicas y datos para cubrirlos sin tener que cambiarlos.

Se me ocurren algunos:
– Con bolsas de papel grandes, ojalá de papel kraft. Quedan similares a los canastos, son baratas, el color es bien neutro para que combine con lo que sea y además la puedes cambiar tantas veces sea necesario.
– Cubrirlo con bolsas de tela o tote bags. Hay mucho y con estampados y diseños muy lindos, no sería difícil encontrar algo que vaya con el diseño de tu casa.
– Poner los maceteros dentro de canastos de mimbre tejidos. Esta es una de mis opciones favoritas, sobretodo porque dentro del canasto puedes poner el plato para que no bote agua al momento de regarla.

🙂

(Visited 49 times, 1 visits today)