Hoy les vengo a proponer una pesa para los manteles, para que todo se mantenga en su lugar.

Yo usé unas piedras (también se me ocurre que pueden ser caracoles) unos broches (hay plásticos y de metal), alambre, pinzas, tijera e hilo.

Primero tomé una piedra y la rodee varias veces con alambre, para que quede firme. En medio de una de las vueltas hice una “orejita” para después poder amarrarla con el hilo.

Después con el hilo hice borlas de distintos tamaños.

Y finalmente uní todo al gancho plástico.

Las borlas son puramente ornamentales: lo que va a evitar que nuestro mantel ande volando para donde el viento lo lleve es la piedra (o el elemento que elijan para hacer contrapeso). Lo que si hay que tener en cuenta, es que la piedra no debe ser muy grande ni pesada, ya que podría dañar el mantel. Así que ¡ojo!

Yo, ya preparé la terraza y esta vez el viento no me vuela nada jajaja

¡Espero que les haya gustado!

(Visited 68 times, 1 visits today)