Este tipo de propagación sirve para reproducir plantas más grandes y cuenta con 3 básicos pasos:

1. Corte de esqueje: elige una rama de la suculenta y realiza un corte certero y limpio, en el caso de que quieras cortar la corona de una echeveria, puedes quitar un par de filas de hojas para realizar el corte o ponerla algunos días en oscuridad, esto hará que el tallo crezca más rápido, dejando espacio entre hojas. es importante que dejes al menos una fila de hojas en el tallo de la planta madre, para facilitar la fotosíntesis.

2. Cicatrización: una vez realizado el corte, dejar cicatrizar en un lugar seco y con luz natural indirecta, por alrededor de una semana. Elimina las hojas cercanas al corte y evita la humedad.
3. Enraizado: puedes enterrar los tallos directamente en la tierra, a mi me gusta ponerlas a enraizar en spagnum moss porque siento que el proceso se acelera y me da tiempo de decidir dónde plantarlas antes de elegir el lugar definitivo.

Riega solamente cuando la tierra esté seca, verifica esto tocando directamente el sustrato. durante el invierno riega cada dos semanas, evita el exceso de humedad y tus suculentas crecerán sanas.

Espero que te hayan gustado estos tips y te ayuden a llegar a una primavera llena de vegetación!

(Visited 56 times, 1 visits today)