Hola, hoy les enseñaré a propagar suculentas directamente desde una hoja.

Las suculentas son plantas muy fáciles de reproducir, para ello solo necesitas paciencia y un buen sustrato, si eres nuevo en esto, te recomiendo probar con suculentas del tipo echeveria o alguna variedad de sedum. Las Echeverias, con cerca de 400 especies, son suculentas con hojas gordas, ordenadas de forma concéntrica en torno al tallo, comúnmente la gente las confunde con alcachofas o flores. Las suculentas Sedum, se reconocen fácilmente por su crecimiento del tipo rastrero, con tallos largos y flexibles, muchas veces los hemos visto en arreglos colgantes o como cubre suelos.

PROPAGACIÓN POR HOJA.

Este tipo de propagación cuenta con 4 básicos pasos:

1. Corte de hoja: elige una hoja sana, córtala torciéndola y tirando suavemente, comúnmente se desprenden solas, puedes tomar varias hojas de una misma planta, lo único importante es que las hojas que recolectes estén completas.

2. Cicatrización: una vez recolectadas las hojas necesarias (cada una será una nueva planta), déjalas cicatrizar en un lugar seco con luz natural indirecta, esto quiere decir que debes evitar la humedad a toda costa, la humedad en este momento podría podrirlas. La misma recomendación corre para la planta madre.

3. Espera: una vez cicatrizadas las hojas, distribúyelas sobre tierra, evitando el contacto entre ellas. en internet existen varias proporciones y combinaciones de sustratos, pero a mi me funciona super bien la tierra de hojas, así que la recomiendo siempre, una vez distribuidas, debes esperar a que enraícen, es un proceso lento y muy relativo, evita moverlas y humedecer en exceso, yo recomiendo el riego por bandeja una vez a la semana, POR FAVOR despídete de la idea de usar un rociador para regarlas, esto podría pudrirlo todo, literalmente.

4. Plantar: una vez desarrolladas las raíces, podrás trasplantarlas a macetas individuales, lo sabrás porque ya no será solo una hoja lo que veas, sino que verás como una pequeña planta ha crecido a partir de la hoja madre, que a su vez comienza a marchitarse. No seas ansioso y verás excelentes resultados. para trasplantar solo necesitas asegurarte de que el sustrato que elijas, así como la maceta tengan un buen drenaje y un mínimo de nutrientes.

Riega solamente cuando la tierra esté seca, verifica esto tocando directamente el sustrato. durante el invierno riega cada dos semanas, evita el exceso de humedad y tus suculentas crecerán sanas.

Espero que te hayan gustado estos tips y te ayuden a llegar a una primavera llena de vegetación!

(Visited 81 times, 1 visits today)